El fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en donde declaran inconstitucional la penalización de la interrupción del embarazo sentó un precedente en todo el país.

En el estado de Puebla, algunos miembros de la LXI Legislatura del Congreso mencionaron que la despenalización del aborto debe someterse a una consulta pública.

Para conocer cuál es la postura de las personas ante este tema, se realizó una encuesta a una pequeña muestra de mujeres que habitan los municipios de Juan C. Bonilla, San Andrés y San Pedro Cholula.

La pregunta que se les realizó fue: “¿Está a favor de la legalización del aborto bajo cualquier circunstancia?” El 70 por ciento de las entrevistadas respondieron que sí; mientras que el 30 por ciento dijo que no.

De la misma manera se realizó un sondeo rápido para conocer a fondo cuál es su opinión respecto a este tema:

“Yo creo que todos los seres humanos tenemos derechos, pero lo que nos corresponde como ciudadanía es respetar la decisión de cada persona,” indicó Raque Suárez una señora de 54 años habitante de San Pedro Cholula, mostrando una postura a favor de la despenalización.

También, mencionó que la decisión que se tome no debe estar basada bajo ningún dogma: “los temas religiosos no son válidos porque son una incongruencia total,” precisó.

Ana Patricia Pérez una joven de 25 años quien vive en San Andrés Cholula, señaló que no se debía criminalizar a las mujeres por abortar, explicando que es una situación que está más allá de la moral personal:

“Se debe despenalizar para que las mujeres tengan la libertad de decidir que van a hacer con su futuro y su salud reproductiva,” enfatizó.

Por último, Liliana Tecpanecatl quien tiene 36 años y vive en Juan C. Bonilla le hizo un llamado al Congreso del estado para que no olviden atender este dictamen.

“Yo creo que en Puebla los legisladores si le quedaron a deber a las mujeres en el tema de la despenalización de la interrupción del embarazo, deben avanzar ya,” explicó.

Concluyó diciendo que: “la elección de la maternidad es personal y el Estado tiene el derecho a garantizar los derechos de la salud de todas las mujeres.”

Diversos colectivos feministas, asociaciones civiles e incluso la ciudadanía en general ha comenzado a exigirle a los diputados que no ignoren este tema.

Esto ha ocasionado que los debates sociales hayan aumentado, se espera que pronto los funcionarios públicos actúen como ya lo han hecho en Veracruz, Hidalgo, Oaxaca y la Ciudad de México.