María Neira, directora del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Cambio Climático de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aseguró que la crisis sanitaria podría estar controlada en marzo de 2022, siempre y cuando se logre la inmunización de los países con baja cobertura de vacunas.

Dijo que la organización se fijó un periodo de dos años, sin embargo, si se continúa vacunando a la velocidad actual, esta situación podría controlarse incluso antes.

Recordó el llamado de la OMS a los países ricos para no aplicar terceras dosis, pues señaló que es preocupante la poca disponibilidad de biológicos en países de bajos ingresos, destacando que "tenemos que salir todos juntos", de la pandemia.

Por otra parte, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, aseveró que "la impactante desigualdad en la distribución global de vacunas es una mancha en nuestra conciencia colectiva”. Señalando que no se trata simplemente de regresar a la normalidad, sino que es importante aprender de la crisis sanitaria y ser mejores.

"Creo que el fin está empezando a ser cada vez más presente, pero cuando salgamos de la pandemia debemos aprovechar para ser mejores y no olvidar estas lecciones" señaló el director.

Neira manifestó que se deben evitar los errores del pasado y vivir la nueva normalidad con nuevos hábitos, cambiando nuestros modos de consumo, de producción y de estilo de vida para que nuestra salud esté mucho más protegida.

En cuanto a una tercera dosis para la población en general, explicó que para la OMS es un tema que puede esperar hasta que la mayor parte de la población mundial esté inmunizada, pues se debe esperar a que haya más evidencia científica sobre la necesidad real de dicha aplicación, pues actualmente sólo la requieren pacientes inmunosuprimidos.

"La tercera dosis, por ahora se puede aplazar hasta que tengamos más evidencias científicas y un 40 % de la población mundial pueda tener una primera dosis", destacó la experta.

Con información de El Universal