Rafael Inti Castillo, abogado del diputado federal poblano Saúl Huerta Corona, denunció que agentes de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México realizaron cateos con lujo de violencia en dos casas del diputado e incluso en la suya.

En una entrevista con José Cárdenas a través de Radio Fórmula, Castillo denunció que el mediodía de este viernes agentes de la fiscalía capitalina en Ciudad de México catearon su hogar con lujo de violencia en búsqueda del legislador.

El abogado estimó que los daños por derribar las puertas de su domicilio podrían ascender a 80 mil pesos, pues su puerta de seguridad tiene un costo de 55 mil pesos, mientras que la del condominio podría valer unos 20 o 30 mil pesos.

Así mismo dijo que su esposa sufrió heridas en el abdomen a raíz del uso excesivo de fuerza, y que al retirarse los elementos no se le dejó ningún acta o documento para firmar porque se realizó el operativo.

Denunció que en el cateo participaron unas 50 o 60 personas, entre equipo táctico de la fiscalía con armas largas, agentes del ministerio público y agentes de investigación de la fiscalía, a quienes acusó de mostrar la orden de cateo hasta después de que se realizaron destrozos en su vivienda.

De esto hizo responsable a Ernestina Godoy, Fiscal general de la Ciudad de México, pues reclamó intimidación y acoso, tanto a su cliente como él, denunciando que los abogados no pueden ser involucrados con sus clientes, por lo que hay una grave violación al proceso.

De igual forma, denunció que las autoridades mintieron al Juez Hector Fernando Rojas Pacheco, para poder obtener la orden de cateo en su contra y dio a conocer que, en conjunto con un grupo de abogados se unirán para proceder en contra de la Fiscalía de justicia invocando el Derecho a defensa.

Finalmente, confirmó que Huerta se encuentra en el país y que la próxima semana compadecerá una indagatoria contra las denuncias por abuso sexual en su contra (una en 2019 y otra en 2021). Acusó que la Fiscalía “quiere un show y tomar a Saúl Huerta como trofeo de una cacería”.

"Vamos a continuar con la defensa de Saúl Huerta, estamos convencidos de su inocencia y es un acto desesperado de la fiscalía. Tenemos cámaras en el edificio y se va a ver todo lo que pasó, vamos a proceder penalmente contra los elementos de la fiscalía”, dijo en entrevista para TELEDIARIO.

El día de ayer, agentes de la fiscalía capitalina intentaron catear la casa de la esposa de Huerta, localizada en la reserva territorial Atlixcayotl, en Puebla. En el predio, los agentes no encontraron nada, ya que solamente se encontraban la esposa y las tres hijas del diputado.

Así mismo, autoridades de la Fiscalía de la Ciudad de México, en coordinación con autoridades locales, catearon un inmueble propiedad de Huerta ubicado en San Francisco Totimehuacán. En los tres casos no encontraron rastros del diputado.