Joan Laporta, presidente del Futbol Club Barcelona, admitió este viernes a través de una conferencia de prensa que la renovación de Lionel Messi hubiera "puesto en riesgo" el futuro de la entidad, motivo por el que se llegó a la decisión final de que el astro argentino no siguiera más dentro del conjunto azulgrana.

La bomba explotó hace apenas un día cuando el Barcelona oficializó la salida de Lionel Messi. No obstante, las aguas se agitaron todavía más cuando Laporta dijo que nadie está por arriba de la institución.

"Lamentablemente hemos recibido una herencia nefasta, con una masa salarial deportiva que representa el 110 por ciento respecto a los ingresos totales del club. Hacer una inversión del volumen que suponía el contrato de Messi comportaba ciertos riesgos y no queremos poner más en riesgo al club", reconoció.

El mandatario reveló que ya habían llegado a un acuerdo con un contrato por dos años, aunque éste se le pagaría en cinco con un convenio firmado por la administración anterior, situación bastante complicada, reconoció. Pese a que muchos aficionados culés reclamaban que se tenía que hacer todo por retener al argentino, el presidente difirió y puso a la institución sobre todas las cosas. 

"No estoy dispuesto a hipotecar al club durante 50 años por nadie. El Barça está por encima de todo. Incluso por encima del mejor jugador del mundo", dijo. 

"Yo no quiero generar falsas esperanzas. Hay un tiempo límite y el jugador tiene otras propuestas. El jugador también necesita un tiempo para poder evaluar y ejecutar las otras opciones que tiene. Leo ha puesto todas las facilidades posibles. Jugar dos años y que se los pagáramos en cinco años. Pensábamos que eso podría encajar en el criterio de LaLiga. En otros países funciona y aquí no se acepta. Nosotros queríamos que el PostMessi empezara en dos años, pero no ha podido ser.

"Para cumplir con el fair-play de LaLiga, teníamos que aceptar un acuerdo de LaLiga que hipotecaba durante medio siglo los derechos televisivos de un club con 120 años de Liga", agregó.

Por último, Laporta deseó lo mejor a La Pulga: "Él quería quedarse yo se puede quedar. Él sabe que esta es su casa".

Foto: Twitter