Concesionarios del transporte público denunciaron que la Secretaría de Movilidad y Transporte, que dirige Elsa María Bracamonte González, no ha regularizado las rutas de la capital por lo que hay invasión de recorridos, operación de unidades sin documentos, con placas sobrepuestas, y además en mal estado.

La problemática es exhibida en unidades de transporte en las que piden la intervención del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Además se han hecho públicas las diferencias entre los dueños de los derroteros de la ruta 25 Nueva Visión –adscrita a Antorcha Campesina- y de la ruta Angelópolis Nueva Generación –que representa Valentín Zambrano Hernández-.

Los representantes de Angelópolis Nueva Generación acusaron que a la ruta 25 Nueva Visión le ampliaron ilegalmente desde hace un año sus recorridos e invadieron otros puntos de la ciudad.

“Son conflictivos, por ganar un pasaje te echan un carro. No sé qué tienen en la cabeza que te avientan las unidades. Ellos no cumplen las reglas, tienen sus unidades en mal estado y ante  la pandemia, los operadores no usan el cubrebocas”, denunció un operador de manera anónima.

Dio a conocer que las quejas que se han presentado ante la STM  que corresponden a más de 10 rutas, entre ellas, las rutas 4, 45A, 20, 63, 10 y la 77. Ante lo que llamaron omisión de la autoridad, iniciaron una campaña informativa desde sus unidades.

“Los representantes de las unidades han ido a la secretaría a denunciar pero no hacen nada, pasan los meses y no hacen nada”, comentó.

Operamos legalmente: ruta 25

En respuesta, el subdelegado de la ruta 25 Nueva Visión, señaló que no están invadiendo ningún espacio y acusaron que la ruta Angelópolis Nueva Generación tiene unidades sin documentos y hasta placas sobrepuestas o de otras entidades.

Dio a conocer que lograron un acuerdo de fusión con otros concesionarios  para dar el servicio con el mismo trayecto de la ruta 22, 54 A y ruta 10 (amarillos).

“En la ruta 10 están los rojos y amarillos. Nosotros estamos fusionados con los amarillos, no estamos invadiendo, es legal porque las unidades son las mismas, solo tienen nuestros colores, no ingresan nuestras rutas porque los cambios en la Secretaría de Movilidad y Transporte tiene detenida la firma del documento donde se válida la fusión”, comentó.

Informó que los acuerdos deben tener la firma de Elsa Bracamontes, pero aún están sellados y negaron tener un trato preferente del gobierno, pues continuamente sus unidades son sancionadas o retiradas de circulación. Las multas que han llegado a pagar por vehículo superan los 10 mil pesos.

El subdelegado comentó que quienes están emprendiendo una campaña en su contra son “caciques del transporte” que son respaldados por otras rutas a las que asegura, no afectan.

Comentó que en sus unidades han escrito una leyenda en la que piden al gobierno de Puebla revisar las concesiones de la ruta Angelópolis Nueva Generación porque no tienen sus permisos completos, o sus placas son irregulares.

Sin hacer un señalamiento particular, dijo que esta ruta fue creada por exfuncionarios de la SMT de la pasada administración. “No le puedo decir quiénes son pero tenemos las pruebas, están a nombres de hijos, de hermanas no a nombre de funcionarios”, finalizó.