En el municipio de Izúcar de Matamoros, fue clausurada una segunda fiesta covid en menos de dos semanas, con alrededor de 200 asistentes, el evento social se realizó pese a encontrarnos en la tercera oleada de casos de coronavirus en el país.

La fiesta covid, se registró el pasado fin de semana, en un restaurante-bar ubicado en la junta auxiliar de San Juan Raboso, ahí se llevaba a cabo una fiesta con alrededor de 200 asistentes.

El evento contaba con música en vivo y pista de baile, además, dado a que fue realizado sin solicitar ningún permiso, fue personal de las áreas de Protección Civil, Industria y Comercio, Gobernación y Seguridad Pública quienes arribaron al inmueble.

Fue durante el operativo denominado “Operativo Guardián”, que los funcionarios públicos clausuraron el mencionado bar por no realizar el cumplimiento del decreto establecido por el Gobierno del Estado respecto a las medidas sanitarias por Covid-19.

De igual forma, realizaron una supervisión en otros establecimientos en el primer cuadro de la ciudad indicando medidas del decreto y, en algunos casos, desalojando al personal al finalizar el tiempo permitido. Cabe recordar que el pasado viernes 16 de julio, fue clausurada por las autoridades municipales una fiesta covid en la cual estaban presentes más de 200 jóvenes.

La fiesta clandestina se realizaba en un salón de eventos ubicado en el barrio de Santa Cruz Coatla, fue entonces que las autoridades realizaban un operativo para detectar estas fiestas, por lo que determinaron que no cumplían con las medidas sanitarias con respecto al último decreto y disposición administrativa, pues no había filtros sanitarios, además de que había venta de bebidas alcohólicas.

Por tal razón se realizó la clausura de este evento, en él se encontraban alrededor de 200 asistentes, en su mayoría adolescentes y jóvenes, los cuales parecen no entender la gravedad del repunte de contagios y la circulación de las cuatro variantes, pues siguen haciendo reuniones y fiestas.

Ante el incremento de reportes de fiestas, se han retomado este tipo de operativos, que se desarrollan de acuerdo con el decreto emitido por el gobierno del estado y la disposición administrativa municipal, como una acción preventiva por la pandemia de Covid-19.

 Por tal motivo las autoridades municipales hicieron el llamado para continuar con las medidas sanitarias y no bajar la guardia, debido a que se prevé un aumento en los casos de coronavirus.