La preocupación en Tokio (sede de los Juegos Olímpicos) va en aumento a raíz de la gran cantidad de contagios que se han registrado, pues este jueves se contabilizaron más de 10 mil casos diarios de covid-19 en Japón este, además de un total de 3 mil 865 en Tokio, por lo que se registró el tercer día consecutivo con récord de casos positivos.

La situación, naturalmente, ha generado preocupación debido a que la justa olímpica todavía no llega a la mitad de sus competiciones.

“Nunca hemos experimentado un aumento en los contagios de esta magnitud”, señaló Katsunobu Kato, jefe de gabinete del gobierno, quien añadió que los casos nuevos no se han disparado únicamente en Tokio, sino en todo el país.

Los organizadores de Tokio 2020 defendieron su estrategia de prevención contra el coronavirus luego de que fueran reportados 24 nuevos casos positivos asociados a los Juegos Olímpicos. Al menos 193 atletas, periodistas y empleados de los Juegos han dado positivo al coronavirus, según registraron los datos oficiales, aunque en este conteo no se registraron los casos ocurridos en aeropuertos y campos de entrenamiento.

Mark Adams, portavoz del Comité Olímpico Internacional (COI), señalo que no tienen evidencias de un vínculo entre la celebración de los Juegos y el aumento de contagios en el país: “Hasta donde tengo conocimiento, no hay ni un solo caso de contagio a la población de Tokio por parte de los deportistas o del movimiento olímpico”, remarcó.

Y agregó: “Tenemos la comunidad más sometida a testeos que probablemente haya en cualquier lugar del mundo, además de tener algunas de las restricciones mas duras en la villa de los deportistas”.

Los expertos médicos han dicho que el aumento del brote en Tokio podría deberse a la variante Delta del coronavirus. A raíz de esto, varias autoridades locales han solicitado que se extienda el estado de emergencia, así como instaurarlo en las prefecturas de Chiba, Kanagawa y Saitama por petición de sus gobernadores, mientras las autoridades del país piden a las personas que permanezcan en sus casas.

Foto: Twitter