La Federación Mexicana de Softbol emitió este jueves un comunicado donde externaron su descontento ante la acción realizada por algunas jugadoras del equipo que representó a México en los Juegos Olímpicos de Tokio, pues supuestamente habrían tirado a la basura los uniformes con los que compitieron en la justa, situación que fue dada a conocer mediante una serie de fotografías publicadas por las pugilistas Esmeralda Falcón y Brianda Cruz.

Ante el escándalo mediático y el descontento que provocó esta acción de las jugadoras, la Federación respondió de forma tajante y señalaron que no existe excusa para haber tomado la decisión de abandonar los uniformes.

“El que la selección mexicana llevara cerca de tres meses en concentración y giras de preparación y la cantidad de equipo deportivo que debe de cargar cada jugadora no es motivo para haber tomado esa decisión”, señala el escrito.

El organismo se dijo indignado con la o las responsables y anunciaron que iniciarán una investigación a fondo para poder sancionar conforme al reglamento, aunque fueron claros en que la o las responsables dejarán de representar a la Federación Mexicana. Finalmente, extendieron una disculpa a todo el país por el hecho y se comprometieron en llegar a las últimas consecuencias.

México tuvo dentro de Tokio 2020 su primera participación en softbol olímpico, ya que nunca habían podido clasificarse a una justa de esta índole. En total, el combinado hoy señalado por la acción negativa registró una marca de 4 descalabros por dos victorias. Su último compromiso fue de ‘pase directo’ al podio, pues se disputaron la medalla de bronce frente a Canadá, ante quienes sucumbieron por marcador de 3-2.

Foto: Twitter