Autoridades auxiliares y habitantes de la colonia el León piden la intervención del gobierno de Miguel Barbosa para evitar que los ánimos se desborden en esta comunidad de Atlixco, debido al conflicto que sostienen desde hace más de una década con la familia Artasánchez que poco a poco ha ido quitando propiedades del pueblo. 

 “No queremos hacer justicia por cuenta propia, pero nadie interviene en nuestro problema de disputa por un camino antiguo e importante. Ya no podemos contener el enojo social”, indicó Juan Flores, inspector de ese sitio, durante una plática con medios de comunicación, en un intento desesperado para que el gobierno de Puebla ponga atención en este caso. 

La colonia El León, es una de las más importantes en la época fabril y que luce inmuebles históricos construidos con las aportaciones de los obreros de la fábrica del mismo nombre, se ubica a 10 minutos del centro de Atlixco, con el desarrollo urbano y de infraestructura carretera obliga a que se tenga un acceso desde esta vía rápida al pueblo

Fue precisamente la disputa de ese camino denominado "Camino Real", entre los dueños de la empresa Leonali y los habitantes, lo que destapó la serie de abusos y arbitrariedades que esta familia, dueña en la época textil de todo el pueblo, ha ido haciendo a través de los años para recuperar la donación que hizo en 1972 ante la Junta de Conciliación y Arbitraje Federal.

"Todo mundo sabe, que ese paso conecta o conectaba, “antes de cerrarlo de manera arbitraria con rejas y enormes piedras, a las comunidades textiles de El León y Metepec. Y hoy de la noche a la mañana de plano quieren privatizarlo. Esa es la inquietud y el enojo de los habitantes de este lugar”, insistió.

Y continuó: "La molestia ya no únicamente es de quienes habitan en El León, ya se sumaron vecinos de Metepec y de las colonias como Maravillas y La Villa en sus tres secciones. Es un camino muy necesario. Obstaculiza, por ejemplo, el tránsito rápido al hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Metepec. Todos los días decenas de personas requieren ir para allá”, agregó.

El Camino Real es además parte de una ruta de evacuación en caso de una contingencia volcánica, es de hecho la única salida hacia los refugios ubicados en la capital poblana. Ante la falta de avance en las pláticas para destrabar el problema, muchos han pensado en tocar las campanas para que el pueblo se levante y defienda lo que con el dinero de los obreros se fue construyendo. "si es necesario bloquear la autopista, lo hacemos", apuntó

Además del camino, los dueños de Leonali tienen desde hace más de una década alquilado el edificio que era de la clínica, sin la autorización de la comunidad. Por lo que buscan que una instancia estatal o federal defina la situación "Si no dicen que es de ellos con pruebas tampoco nos vamos a poner necios, pero ya vimos el plano y ese es un camino vecinal del cual se quieren adueñar bajo el argumento de que los cierran por seguridad, ya que es un paso a la pista, pero ellos bien que meten sus tráileres por ahí". 

Destacaron que el conflicto se está politizando, pero sí afirmaron que el Ayuntamiento, desde hace años está a favor de los empresarios, porque no ha servido realmente como mediador, al contrario, el anterior inspector permitió la renta de la clínica y muchas otras cosas más. 

María Teresa López, la juez de paz de ese sitio de unos 3 mil habitantes dijo: “Aún están a tiempo las autoridades locales y estatales para hacernos caso y sobre todo para escucharnos. La gente en El León no tarda en levantarse porque ya es insoportable el problema”.

 “A veces no sabemos cómo controlarlos. Llegará el momento del hartazgo y entonces no sabemos cuántas cosas pueden pasar. Por eso el llamado al Gobernador Miguel Barbosa para atender esto.

Si pasa algo grave aquí, el propio mandatario será el responsable. No deseamos hacer justicia por cuenta propia porque existen leyes. Pero así, con la sordera de las autoridades es imposible contener el enojo social”, adelantó.