Wendy Jaqueline R. es la mujer cuyo cadáver fue hallado  el pasado 16 de julio a un costado del camino a La Malinche en el municipio de San Pablo del Monte, Tlaxcala. Vivía en Puebla y, de acuerdo con sus familiares, dejó a cuatro hijos en orfandad.

Según algunos amigos y familiares de la víctima, Wendy Jaqueline de 33 años de edad era originaria de Veracruz pero tenía su domicilio en Puebla debido a que este municipio es de donde es originario su esposo y padre de sus hijos.

La mujer habría salido de su casa desde el jueves 15 de julio  y un día después fue cuando sus familiares comenzaron a buscarla entre conocidos y amigos ya que no sabían nada de su paradero, situación que les preocupó pues sus hijos son menores de edad.

Casi al mismo tiempo en que su familia comenzó a buscarla, su cuerpo fue localizado en un paraje aledaño al camino a la Malinche, en la localidad de San Isidro Buensuceso en el municipio de San Pablo del Monte, Tlaxcala.

En este lugar, las autoridades hicieron diligencias para el levantamiento de cadáver de una mujer, con el cuerpo semidesnudo y huellas de violencia, además de haber padecido degollamiento, pues su cabeza fue localizada a unos metros del cuerpo.

Las condiciones en las que se encontró, así como la falta de identificaciones, impidieron que pudiera establecerse su identidad y fue hasta el 19 de julio que los familiares reconocieron a la víctima a través de fotografías y por un tatuaje que tenía en una de las piernas.

Tras realizar el papeleo correspondiente ante las autoridades de Tlaxcala, lograron recuperar el cuerpo y fue así que el 20 de julio les fue entregado y, un día después, fue sepultado por sus familiares en la ciudad de Puebla, según confirmó uno de los consanguíneos.

Aunque es probable que el crimen haya sido cometido en un lugar diferente al del hallazgo, es la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala la que se encuentra a cargo de la investigación y serán ellos quienes se encarguen de investigar este posible feminicidio.