El suministro de agua potable en Tehuacán solo está garantizado durante 10 años, debido a la sequía que provocó el aumento de pozos clandestinos en Teotipilco, la instalación de gasolineras e inmuebles, así como el poco cuidado que tienen los habitantes para conservar este recurso natural, que registra un desgaste notable desde hace cinco años.

Fue el pasado 22 de mayo de este 2021 cuando empezaron a circular imágenes en redes sociales sobre la situación en la que se encontraba la laguna artificial del balneario "Parque Aventura", más tarde se dio a conocer que la falta de agua de ese lugar fue consecuencia de que se había secado el manantial de "El Caballito", el cual surtía de agua a esa zona.

La noticia causó gran impacto entre los habitantes de Tehuacán, así como de la región, ya que por varios años este lugar fue muy visitado y era el lugar idóneo para pasar un día con la familia o con los amigos, ya sea en la laguna para recorrerla sobre una lancha, pescando, en las albercas o jugando un partido de fútbol

Es de resaltar que la laguna artificial era el atractivo con el que contaba el lugar, y el preferido de los bañistas.

En torno al tema circularon varias versiones, desde que habían sido los propios ejidatarios, quienes cerraron el paso del agua o que la habían secado a propósito, pues querían vender ese espacio, lo cierto es que han sido los propios habitantes los que han puesto en riesgo, no solo el agua que emerge del manantial, sino toda la que llega a los hogares tehuacanenses.

Miguel Ángel Romero Bello, Comisariado Ejidal de San Lorenzo Teotipilco mencionó que inmuebles como el Hospital de la Mujer, el Centro Integral de Servicios (CIS), el C5 y el Museo de la Evolución, pudieron haber ocasionado que "El Caballito" se secara, pues la instalación de estos edificios coincide con el tiempo en que el manantial empezó a reducir su aforo, además de que precisamente en el lugar en que se encuentran esos edificios emerge ese ojo de agua.

Los permisos otorgados a las gasolineras, principalmente en la zona de Teotiplico, son también otro factor que genera problemática en el agua, pues las vibraciones extremas que se realizan para la instalación de los tanques en la tierra pueden hacer cambiar el rumbo de los veneros.

"Si no hay cuidado ahora, en próximos años, Tehuacán sufrirá un desabasto terrible de agua", advirtió.

El manantial antes referido no se secó en su totalidad, sin embargo, para que el agua pueda llegar los puntos que anteriormente suministraba, es necesaria la gravedad, la cual ya no tiene por el poco líquido que emerge, por lo tanto, este recurso natural únicamente permanece en el subterráneo.

Cuando esa población empezaba apenas a poblarse varias familias contaban con pozos artesanales, uno o más por vivienda, los cuales utilizaban para realizar sus labores en el hogar, actualmente esos manantiales naturales ya no existen.

Pedir la regularización a las autoridades, a las que les compete, para que regulen a las empresas que se instalan en San Lorenzo y así evitar la extracción de agua indiscriminada, tener aforos y concesiones otorgadas por la Conagua, crear reservorios, son algunas de las medidas para revertir la problemática del recurso natural

Al respecto Jaime Barbosa Puertos, director del Organismo Operador del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Tehuacán (Oosapat), dio a conocer que, de acuerdo con un estudio realizado por una empresa privada, en el municipio únicamente se cuenta con agua para los próximos 10 años, sin embargo, con los cuidados adecuados, se podría extender ese tiempo.

"El nivel de los mantos acuíferos está aceptable, aunque van disminuyendo poco a poco por diversos factores" indicó.

En cuanto al tema de los pozos clandestinos que operan en San Lorenzo Teotipilco, el director señaló que han recibido cinco quejas, dos de ellas de la colonia Santa Cecilia y tres específicamente en San Lorenzo, sin embargo, su clausura no depende del organismo sino directamente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Actualmente el Oosapat administra 32 pozos, los que operan de manera normal, pero de se requieren de dos más, en uno ya se está trabajando el otro aún está en proceso de que empiece a operar.

Barbosa Puertos comentó que, si bien es cierto, en el estudio que se realizó por especialistas, se dio a conocer que Tehuacán tiene garantizada el agua para los próximos 10 años también, es cierto que, con ciertas medidas, ese tiempo puede extenderse más.

Resaltó que un premio de 220 mil obtenido el año pasado, el cual se le otorgó al organismo, fue donado a la Comisión Nacional de Reforestación (Conafor), para que se siembren árboles en las zonas en donde se capta mayor cantidad de agua, proyecto al que se le ha dado seguimiento de manera anual y pronto dará los resultados.

Las dependencias han realizado lo propio para seguir preservando el líquido, sin embargo, también es cuestión de la ciudadanía crear conciencia para que el agua no se desperdicie, para pagarla tiempo, para no hacer uso de tomas clandestinas, para no perforar pozos y explotarlos indiscriminadamente y por su parte, las empresas, dejar de contaminarla, entre otras medidas.