El diputado federal Alejandro Carvajal Hidalgo presentó un punto de acuerdo para exhortar a diferentes autoridades a aplicar una veda en el acuífero del Valle de Puebla durante cinco años para evitar su sobreexplotación. En esta zona fue donde se originó el socavón de Juan C Bonilla.

En rueda de prensa el representante popular pidió al gobierno federal, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), así como a las administraciones estatales de Puebla y Tlaxcala, expidan un decreto para establecer al acuífero Valle de Puebla como zona de vedada para su explotación, uso o aprovechamiento por al menos 5 años.

También pidió a la CONAGUA implementar las medidas necesarias para garantizar el abastecimiento de agua de uso doméstico y público urbano ante la explotación de la zona.

También propuso que la CONAGUA y la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional y pobladores de comunidades asentadas en el acuífero Valle de Puebla organicen  un comité interdisciplinario para determinar las causas que provocaron el socavón ubicado en el municipio de Juan C. Bonilla.

Este mismo grupo tendría la tarea de investigar el otorgamiento de permisos y concesiones, tanto agrícolas, industriales, de servicios, desarrollos inmobiliarios y de pozos artesianos otorgadas para el acuífero Valle de Puebla desde el año de 1960 a la fecha.

El legislador federal solicitó a la Secretaría de la Función Pública que, en caso de encuentren irregularidades en el otorgamiento de permisos o concesiones otorgados a terceros para la explotación del Acuífero Valle de  Puebla, apliquen sanciones.

Agregó que en la zona hay una disminución en el agua disponible y que en el estudio “Actualización de la disponibilidad media anual de agua en el acuífero Valle de Puebla (2014), Estado de Puebla” se detalla que había 44 millones de metros cúbicos anuales y ahora hay 20 millones 667 mil 700 metros cúbicos anuales, lo cual significa que en cinco años hubo una disminución del 46 por ciento.

La CONAGUA descartó que el socavón originado en Juan C Bonilla estuviera ligado a la explotación de mantos acuíferos mientras que el gobierno del Estado, aseguró tener un estudio del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en donde se lo relaciona con la explotación del agua.