Al fondo de una barranca en la que existe un arroyo formado por aguas de riego, este domingo fue arrojado un hombre de alrededor de 40 años de edad, que, murió ahogado en el municipio de Cuapiaxtla de Madero.

La víctima cuya identidad se desconoce, estaba atada de pies y manos y amordazado. Pobladores que por la mañana llegaron a sus campos cultivo, descubrieron los hechos y llamaron a las autoridades.

Policías municipales confirmaron el reporte ciudadano por lo que acordonaron el área y solicitaron la intervención de la Fiscalía de Puebla.

Agentes ministeriales y peritos se trasladaron al punto. En el cuerpo no hallaron alguna lesión por arma blanca o de fuego, por lo que supusieron que el varón fue arrojado para que muriera ahogado.

Tampoco encontraron alguna credencial que ayudara a su identificación por lo que fue anotado como desconocido, además de que en la carpeta de investigación se registró que el hoy occiso llevaba pantalón de mezclilla, cinturón color negro, camisa azul y chaleco.

Concluidas las diligencias, el cuerpo fue llevado a la morgue para mediante necropsia, conocer la causa exacta de muerte.

Las investigaciones continúan por parte de las autoridades ministeriales, a fin de esclarecer este asesinato.