La pandemia de Covid-19 no impidió que los comités de padres de familia, con respaldo de directivos, cobraran la cuota de inscripción para el ciclo escolar 2020-2021 en instituciones de la entidad, pese a que las clases fueron totalmente en línea.

La Secretaría de Educación documentó 61 denuncias por posibles abusos de cobros en las cuotas para alumnos de escuelas primaria, secundaria y bachillerato de Puebla.

En la intervención,

No todos los casos condonan el pago de inscripción de los menores pues en 40 casos, el acuerdo fue pagar menos, pagar una parte de la inscripción o solventarla en por mensualidades para que los menores tuvieran derecho a estar en listas para tomar clases vía internet.

Los padres de familia reportaron que en algunos casos les negaron la entrega de libros de texto gratuitos, algunos documentos personales de los alumnos o impidieron el cambio de plantel. Todos los casos fueron resueltos y nadie quedó impedido de estudiar, señalaron.

La Secretaría de Educación informó de16 quejas contra escuelas primarias, 21 de secundaria, 13 de bachillerato, 10 de telesecundarias, y una más de la secundaria del Centro Escolar “Fray Bartolomé de las Casas”.

Las instituciones con más quejas, con cinco cada una, son la telesecundaria “Álvaro Gálvez y Fuentes” y la secundaria técnica 43, esta última ubicada en la colonia Loma Bella de la capital poblana.

Las escuelas primaria Benito Juárez, Vicente Suárez y el bachillerato Gabino de la Barrera recibieron 3 quejas cada una .

Las 61 quejas de la Secretaría de Educación de Puebla contrastan con las que fueron remitidas al Congreso Local que sumaron el año pasado más de 300 casos.

En 2020, Melitón Lozano Pérez, titular de la Secretaría de Educación convocó a los padres de familia a que presentaran su queja respecto al cobro excesivo de cuotas escolares en este proceso de inscripción, ante la ausencia de clases presenciales.

En agosto del mismo año, el entonces secretario de Educación Pública (SEP) del gobierno federal, Esteban Moctezuma Barragán, pidió a los padres de familia que denunciaran a quienes pidieran alguna cuota referente a inscripción o reinscripción en cualquier plantel público nivel de educación pública.

“Las cuotas son totalmente ilegales, la educación pública es gratuita, el Estado mexicano no puede condicionar la educación pública”, declaró el 5 de agosto del 2020.