Entre 2017 y 2019, Puebla tuvo un retroceso en todos los indicadores de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI), expuso Mónica Bucio, directora de desarrollo institucional de la Fundación Juconi, organización enfocada en la prevención y atención de violencia contra menores.

Puebla pasó del octavo lugar nacional con la mayor población de 5 a 17 años en una dinámica laboral, a estar en la segunda posición, en el periodo señalado.

"Puebla se convirtió en el segundo estado con la tasa más alta de trabajo infantil, con  18.3 por ciento cuando el promedio nacional fue de 8.5 por ciento, pero destaca que Puebla, en 2017, estaba en el octavo lugar", expuso Mónica Bucio durante su participación en un foro organizado por la Secretaría del Trabajo en el marco del Día Internacional contra el Trabajo Infantil.

La especialista señaló que Puebla también perdió terreno en otros aspectos, por ejemplo, fue la segunda entidad a nivel nacional con la mayor tasa de ocupación no permitida, con  12.6 por ciento, cuando  a nivel nacional la tasa fue de 7.1 por ciento.

Puebla también figura con la segunda tasa más alta de ocupación peligrosa (12.1%), además de que tiene la cuarta ocupación más alta del país en quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas (7.4%), ambos indicadores superiores al promedio nacional.

Para Mónica Bucio, este fenómeno tiene una correlación indirecta con el sismo de septiembre de 2017, que causó severas afectaciones en los estados del centro del país y que provocaron que Puebla o Oaxaca, donde tuvo epicentro el sismo, hayan retrocedido en lo que respecta al trabajo infantil.

"La correlación no es una correlación directa, pero sí existe una correlación entre este panorama y el terremoto de 2017 en Oaxaca. Destaca que Puebla y Oaxaca han sido los estados más afectados por el terremoto, los que se han desempeñado de peor forma en trabajo infantil", expuso la especialista.