Encaminados a la realización de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) limitaron a las y los deportistas de ejercer uno de sus derechos políticos.

Mediante una carta de aceptación-compromiso de resultados competitivos de deportistas, todas las instituciones antes mencionadas condicionaron la beca a distintas reglas de conducta y otros lineamientos, como NO ser candidato de algún partido político.

"No participar en ningún evento de entretenimiento organizado por algún medio masivo de información, publicitario o de mercadotecnia, así como no postularme a ningún cargo de elección popular durante mi estancia como beneficiario", indica el inciso 'J' del aparatado II de la carta compromiso que los deportistas de alto rendimiento pertenecientes al extinto Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar) tienen que firmar.

El pasado abril la doble medallista olímpica y campeona mundial de clavados, Paola Espinosa (hoy candidata del por el Partido Verde) y el medallista mundial Rommel Pacheco (candidato del PAN), quienes buscan subir al podio en la máxima justa deportiva, fueron registrados por sus respectivos partidos políticos y un mes después les entregaron la carta con esta nueva cláusula.

Hasta el momento, Espinosa, quien se convertirá en histórica durante Tokio 2020 como la primera deportista mexicana con el mayor número de participaciones olímpicas, no ha firmado la carta debido a que tendría que renunciar a su candidatura, de lo contrario, le quitarían la beca y los apoyos como deportista de alto rendimiento.

Foto: Ilustrativa