Un stand semivacío, un par de chocolatespeluches dispersados y el fondo de música romántica cierran el ciclo de 70 años de la primera tienda de regalos para los enamorados ubicada en el Centro Histórico de la capital.

La tienda “Regalos D'Castro” atendió este sábado por última vez a sus clientes en su local de la calle 2 Sur, incluso rematando algunos artículos, después de que la pandemia de Covid-19 generara una crisis que lo hiciera insostenible.

Leticia Castro Senties, la propietaria del establecimiento, atiende personalmente a sus clientes para despedirse de ellos y pedirles de nuevo su confianza ahora que su negocio emprenderá solo por pedidos en internet.

“Lamentablemente con el Covid-19 llegó una crisis y ahora nos vemos en la necesidad de cerrar, con todo el dolor del corazón”, declara a unas horas de bajar la cortina.

En 1951, su familia rentó el local en el corazón de la ciudad para poner su mueblería, que era de su padre, quien era decorador.

Décadas después Leti y sus hermanas retomaron el negocio, pero con un giro distinto que era vender regalos y que con el tiempo se convertiría un referente para los enamorados, las amistades o detalles para cualquier ser amado.

El 2020, con la emergencia sanitaria por el virus de SARS-CoV-2, las ventas descendieron a cero y no es posible ahora mantener el negocio que estuvo 7 meses cerrados.

“Las ventas en la pandemia cayeron totalmente, llevamos 6 meses cerrados el año pasado, un mes más en el 2021; cuando llegamos abrir tuvimos un problema con comercio exterior y nos quitaron mercancía y luego levantamos ventas al día de 20, 30, 40, 100 pesos. No hay fiestas, no hay nada y no podemos mantenernos. Ha sido totalmente difícil y es por este motivo que decidimos retirarnos”, comenta nostálgica.

Un negocio para hacer feliz

Después de la muerte de sus hermanas, Leticia Castro Senties quedó como la única propietaria del negocio al que puso todo su empeño por ver a sus clientes felices.

“Yo imprimía las cosas y lo hacía todo con todo el amor del mundo porque sabía que era partícipe de que alguien iba a ser feliz. Para mí no era un trabajo, para mí era venir a decorar y organizar, para verlos felices”, dijo.

El 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, la tienda se convertía en la mayor fiesta para las parejas, tenía una temática distinta.

Ahora, la tienda “Regalos D'Castro” se renovará para darse a conocer en redes sociales y presentará una nueva línea de artículos.

Entre las novedades destaca una serie de muñecos que se elaborarán con la ropa de las personas que han fallecido, además de frazadas, pantuflas y almohadas.

Ha sido un placer ser tu cómplice en esos momentos tan especiales, en cada regalo imprimimos amor y originalidad. Gracias a todos los que formaron parte de esta historia”, concluye el mensaje de otro negocio de la capital que perdió la batalla al Covid-19.