Luego de pasar 50 años con el mismo vehículo, una mujer de Estados Unidos recibió la noticia de que su historia al lado de Annie, su su vochito color rojo, había llegado a los oídos de la empresa que lo fabricó.

Kathleen Brooks viajó a lo largo de casi medio siglo en su auto color rojo y el paso del tiempo era evidente en el vehículo, el cual tenía la pintura decolorada y sus piezas estaban desgastadas.

El VW Sedán color rojo rubí, con interiores blancos de vinilo y 53 caballos de fuerza fue adquirido en 1966.

El motor del vehículo había perdido potencia y era bastante anticuado: se informó que ya había recorrido más de 560 mil kilómetros, lo equivalente a haber dado 14 vueltas al mundo.

“Me recuerda mucho a mí misma: vieja, desgastada, oxidada y abollada […] pero ha estado conmigo a través del matrimonio, divorcio, la compra de una casa, mi propio negocio, varios trabajos y tres batallas contra el cáncer”, explicó la mujer antes de enviar su auto a la angelópolis.

Tras 11 meses de trabajo, el auto fue regresado a su dueña, quien se mostró sorprendida al ver su auto. Se logró pintarlo el color original porque la guantera lo conservaba y de ahí tomaron la muestra.

La historia fue contada en la cuenta e YouTube de la empresa en EU el 20 dic 2018 y es impactante la transformación del vehículo.

 “Esto es lo que había soñado, pero no tenía idea de que se vería tan bien. En una escala de 1 a 10, quería un 10. Ella es un 25”, dijo la emocionada dueña del auto.