En medio de la tragedia, hay historias que conmueven por dar luz de esperanza en medio de la incertidumbre.

El colapso de vagones de la Línea 12 del Metro ha dejado más de 20 muertos y decenas de heridos, pero las cámaras de televisión captaron el momento en que una madre abraza a su hijo que sobrevivió.

La mujer buscaba desesperadamente a su hijo, ya que era uno de los pasajeros de los vagones del metro que se precipitó tras el colapso de la estructura del viaducto elevado de la Línea 12 del Metro. Su hijo, Alejandro Porcayo, viajaba rumbo a Tláhuac.

Entre las ambulancias y patrullas, la mujer fue captada en el momento en que encontró a su hijo y le dio un emotivo abrazo.

El joven fue atendido y vendado en una ambulancia que lo trasladó al hospital Rubén Leñero para ser atendido por golpes.

“Aliviada de que ya lo encontré. Gracias a Dios no le pasó nada, ahorita solo lo tengo que llevar a urgencias, para que le saquen placas”, fueron las palabras de Perla Bedolla.

“Venía en el celular cuando el tren frenó, luego se sintió como si me hubiesen jalado y de ahí en fuera no recuerdo nada, solo reboté entre tubos, la gente me cayó, yo le caí a gente. Fui el primero en salir, me aventé por la puerta, salté, me revolqué y gracias a Dios estoy bien”, relató el joven.

Fue algo muy rápido, sentir el tirón, un par de golpes entre los tubos y de ahí reaccionar a todo lo que estaba pasando, que se había caído, ver a toda la gente encima de mí. Me sentí muy aliviado porque exactamente la sangre que traigo en la camisa es una persona que perdió la mano, al momento de revisarme y ver que estaba completo, sentí calma. Es una bendición estar vivo porque pudo haber pasado mil cosas, pero gracias a Dios solo son golpes”, relató a Noticieros Televisa.