Familiares de un empresario poblano que desde enero de 2021 fue detenido por agentes ministeriales, pidieron al fiscal del estado Gilberto Higuera Bernal, cumplir la ley y sancionar a los agentes ministeriales que, aseguraron, violaron los derechos humanos de Ignacio Cruz Lerma, empresario que se dedicaba a la perforación y equipamiento de pozos, y ahora, a la venta de aparatos electrónicos y productos de limpieza. 

En rueda de prensa ofrecida este martes, Claudia, hermana del detenido, acusa que a Ignacio se la ha imputado injustamente el delito de lavado de dinero y defendió que su hermano ha sido empresario desde hace muchos años. 

“Trabajó con mi padre en la empresa que él fundó y posteriormente quedó Ignacio en el negocio de la perforación y equipamiento de pozos profundos. Años más tarde mi hermano se dedicó a la comercialización de equipo electrónico y de limpieza. Poco antes de que fuera detenido se estaba recuperado de Covid19, que le dejó secuelas”, narró la declarante quien estuvo acompañada del abogado de su hermano, Guillermo Gutiérrez Gayosso. 

Claudia explicó que los elementos de la Fiscalía de Puebla sustrajeron relojes, alhajas, boletos de sorteos de universidades, joyas, dinero y hasta juguetes de sus sobrinos, además de que destruyeron el centro de grabación y cortaron los cables de las cámaras de vigilancia instaladas en su domicilio en el fraccionamiento Cerezotla en San Pedro Cholula, pero  lograron ser identificados en los videos.

“Los ministeriales se extralimitaron al llevarse hasta vehículos que estaban en la vía pública y uno que ni siquiera pertenece a mi hermano. Desde que fue detenido ha sido víctima de violaciones a sus derechos humanos. Pido al fiscal que cumpla la ley y proteja los derechos humanos de mi hermano”, sentenció la entrevistada. 

Como sustento, la familia del detenido presentó fotografías del arresto violento por parte de los agentes ministeriales, además de que exhibieron un fragmento de la audiencia del asegurado, en la que muestra al juez de la causa las lesiones y golpes que le fueron propinados durante los supuestos abusos de los agentes investigadores, y dijeron que el maltrato no ha cesado. 

Por lo anterior, de manera pública hicieron  un llamado al fiscal del estado para que intervenga en el asunto.