Agentes ministeriales de la FGE de Tehuacán denunciaron diversas anomalías de sus mandos, como obligarlos a cumplir con cierto número de aprehensiones para no ser sancionados, utilizar sus propios vehículos para trasladarse y desembolsar sus propios recursos para desempeñar el trabajo.

Los inconformes argumentaron que dichas anomalías empezaron a generarse luego de la llegada del comandante de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) en Tehuacán, Carlos Tlapanco por lo que solicitaron la intervención inmediata del fiscal Gilberto Higuera Bernal, pues confían en que pueda dar solución a la problemática.

Manifestaron que si no cumplen con dos o tres órdenes de aprehensión se les quita un día de descanso, lo cual ha ocasionado que cometan errores durante el proceso.

Expresaron que sólo se cuenta con dos vehículos para poder llevar a cabo su trabajo, los cuales deben ser compartidos con otros 50 agentes, por lo que optaron por cubrir los gastos que conlleva trasladarse a otro lugar con su propio dinero.