Los siete gobernadores de Morena, incluido el poblano Luis Miguel Barbosa Huerta, calificaron de excesiva y constitucionalmente desproporcionada la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para retirar las candidaturas de Guerrero y Michoacán.

El manifiesto, hecho público en las redes sociales de los mandatarios, está firmado por la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum;  y por los gobernadores de Baja California, Jaime Bonilla; de Chiapas, Rutilio Escandón; de Morelos, Cuauhtémoc Blanco; de Tabasco, Adán Augusto López Hernández; de Veracruz, Cuitláhuac García, y de Puebla, Luis Miguel Barbosa.

Este martes, el TEPJF determinó bajar de la contienda electoral por la gubernatura de Michoacán a Raúl Morón y Félix Salgado Macedonio, por Guerrero, por no presentar informe de gastos de precampaña.

“Retirar las candidaturas a gobernador a Raúl Morón y a Félix Salgado es excesivo y resulta constitucionalmente desproporcionado pues su aplicación automática restringe el derecho a ser votado”, señala el manifiesto de los gobernadores.

Cuestionan que inicialmente el TEPJF calificó también de desproporcionada la sanción del INE, pero después se retractó cediendo al retiro del registro de los candidatos impidiendo su derecho a votar y ser votado.  

“Días después sin argumentación contundente de los mismos magistrados modifican su propia defensa de la Constitución de la República para restringir el derecho de las y los michoacanos y guerrerenses a elegir a sus gobernantes actuando contra la democracia”, destacan.

Añaden en el pronunciamiento que “Impulsando el acuerdo nacional, convocado por el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, dijeron que su compromiso es “contribuir a la constitución de un nuevo régimen democrático que no sea vulnerado por los poderes ejecutivos”.

“Ahora reflexionamos que faltó el mismo compromiso de otras instituciones particularmente de instancias que organizan y califican los procesos electorales, no es la primera vez que el INE antes IFE y el TEPJF actúan con parcialidad y en contra de la voluntad popular de avanzar hacia una verdadera democracia”.

La sanción, agregan, viola los preceptos constituciones de los artículos 39, 40 y 41  que permiten el derecho del pueblo a elegir a sus gobernantes.

“Por los principios que nos rigen y han regido nuestro actuar expresamos nuestro total desacuerdo con la resolución, nos solidarizamos con el pueblo de Michoacán y de Guerrero y nos sumamos al llamado del presidente de la República a no caer en la provocación y seguir luchando por avanzar la forma pacífica por alcanzar la democracia”, finaliza el documento.