LaLiga española continúa con los trabajos constantes que hagan posible abrir los estadios al público para las cuatro últimas jornadas restantes, lo que sería una realidad a partir del 9 de mayo. Aunque todavía se desconoce cuál será el porcentaje de aficionadas y aficionados que podrán acceder a las gradas o cómo distribuirán los clubes las entradas, han salido a la luz algunos detalles del protocolo de seguridad que faciliten el regreso de los hinchas a los estadios.

De acuerdo con El Partidazo’ de la Cadena Cope, los viajes para acudir a otros estadios no estarán permitidos, por lo que las gradas únicamente podrán reabrirse para la afición local. En otros casos y por sentido común, será obligatorio el uso de la mascarilla, además de la necesidad de mantener la distancia de seguridad de dos metros entre aficionados.

Las entradas y salidas del estadio se realizarán de manera escalonada. Además, con el fin de evitar aglomeraciones o que alguien se quite la mascarilla, los bares del interior de los estadios permanecerán cerrados. Estas medidas van de la mano con las recomendaciones generales que se han seguido en todos los estadios del mundo, toda vez que la pandemia todavía no está erradicada.

Lo que sí es importante señalar es que el regreso del público a los estadios no ha sido visto con buenos ojos por las diferentes Comunidades Autónomas. Algunas como el País Vasco todavía tienen muy altas las tasas de incidencia por Covid-19. Es por ello que el Gobierno de este país ha asegurado que al día de hoy no es posible la vuelta de los aficionados.

Foto: Ilustrativa