El jugador Rob Gronkowski aprovechó el receso que se vive en la NFL –tras el cierre de la temporada 2020- para imponer una nueva marca que engalana no sólo a la Liga Nacional de Futbol Americano, sino a los mismos Récord Guinness.

El ‘ala cerrada’ de los Tampa Bay Buccaneers consiguió atrapar un pase sumamente alto que se envió a 600 pies, que son más de 182 metros. Para lograrlo, el jugador de 31 años de edad se dio cita en el estadio de Arizona, donde se colocó en medio del campo, y esperó a que cayera el ovoide desde un helicóptero.

“Cada vez que pisas el campo, tienes que subir el listón a otro nivel, cariño. Y acabo de subir ese listón a este nivel”, señaló el jugador a su equipo después de la increíble atrapada.

Gronkowski ha ganado ya cuatro Super Bowls. El último fue en la temporada 2020, luego de regresar tras un año de retiro, lo que significó su reencuentro con Tom Brady.

Foto: Ilustrativa