El pasado domingo ocurrió un hecho insólito (al menos para Occidente) durante un juego de la Premier League entre Tottenham y Manchester United, pues la televisión iraní que transmitió la victoria de los ‘reds’ por 1-3 hizo de todo por cortar a una árbitra que apareció como abanderada.

Se trata de la conocida silbante Sian Massey-Ellis, una de las asistentes en el futbol inglés que se presentó en el campo con la misma vestimenta que todos sus compañeros: una playera negra y shorts del mismo color.

Cada que la cámara debía hacer un encuadre cercano a donde se encontrara la abanderada, se cambiada de cámara para pasar a una toma abierta o se evitaba apuntar hacia el sitio donde Sian apareciera.

Entre los momentos más evidentes donde ocurrió esta acción se encuentran los tiros de esquina y saque de banda, pues la TV iraní pasaba a tomas de todo el terreno de juego.

La acción de cortar a la silbante se debe a las consecuencias de la ley islámica, aunque el hecho fue denunciado por el grupo local My Stealthy Freedom, un grupo de activistas que se oponen a las prácticas machistas de Irán.

“Su solución fue abstraerse de la acción que sucedía para contemplar imágenes urbanas de Londres, lo que fue una completa broma para el futbol. Al final del partido, uno de los comentaristas bromeó diciendo que esperaba que los espectadores disfrutaran del espectáculo geográfico.

“La censura está en el ADN de la República Islámica de Irán. No debemos normalizar esta práctica. Esta no es nuestra cultura. Esta es la ideología de un régimen represivo”, mencionaron desde My Stealthy Freedom.

Foto: Captura de Pantalla de YouTube