Dos niñas de 10 y 12 años de edad se encuentran bajo resguardo del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF) luego de que el pasado viernes su mamá fue detenida por el asesinato de otros dos de sus hijos, de 3 y 9 años de edad.


Así lo dio a conocer el gobernador Miguel Barbosa Huerta, quien fue cuestionado sobre el nivel de protección que tienen estas dos menores de edad, luego del desafortunado hecho en el que se vio involucrada la madre.

Barbosa Huerta explicó que las menores llegaron a una de las casas de asistencia del SEDIF en la ciudad de Puebla desde el pasado lunes por la noche, donde están recibiendo atención médica psicológica mientras se determinan algunos aspectos legales.
 

 

Dijo que hay una tía y una de las abuelas de las niñas que están pugnando por la custodia pero aún se realizan las diligencias correspondientes por parte de la Fiscalía General del Estado con apoyo del SEDIF para determinar si esto es viable.

Hay que recordar que las dos pequeñas, cuya identidad se resguarda, quedaron desamparadas luego de que el pasado viernes por la tarde su madre asesinó a sus hermanos de 3 y 9 años de edad, como una supuesta venganza en contra del padre quien aparentemente pretendía abandonarlos.

Tras cometer el doble asesinato, la mujer tratado de suicidarse colgándose con una cuerda dentro de su domicilio, pero el mecate no resistió su peso y terminó por romperse, por lo que al momento en que llegaron las asistencias la mujer se encontraba en shock pero con vida por lo que fue detenida.