Familiares de una joven embarazada acusaron de negligencia médica al personal de la clínica 15 del IMSS en Tehuacán debido a que María del Carmen de 30 años de edad, acudió a una revisión por presión alta, pero la retuvieron, le practicaron una cesárea para después intubarla y pasarla al área de pacientes con Covid-19 argumentando que había dado positivo a una prueba rápida.

La familia expuso que María del Carmen Sánchez, no estaba contagiada del virus al momento de ingresar a la clínica, ya que solo iba a una revisión de rutina, pero tras una mala praxis ahora tiene complicaciones en los riñones, inflamado el cerebro y es portadora de Covid-19, además, su estado de salud es crítico.

Martín Vera Linares, esposo de la paciente señaló que fue el sábado 10 de abril cuando acudió al médico a recibir atención de rutina, como lo había realizado desde que se enteró que estaba embarazada, pero, se le dijo que tenía la presión alta, por lo cual le pidieron que acudiera a comer algo para que se estabilizara, pero seguía con complicaciones.

El personal médico determinó ocasionarle el parto sin dar a conocer los motivos, sin embargo, fue necesario realizarle una cesárea general debido a que la bebé tuvo complicaciones con el cordón umbilical, y por la anestesia aplicada por el médico internista Azael Sánchez, resultó con daños en los riñones y el cerebro inflamado.

Luego de unas horas, se informó a los familiares que la madre había sido enviada al área de pacientes con Covid-19, pues al realizarle una prueba rápida se supo que la paciente era portadora del virus, situación que molestó a la familia, pues agregaron que cuando la llevaron, la mujer estaba sana y solo iba a una revisión de rutina por su embarazo.

Vera Linares agregó que luego de lo sucedido intentó iniciar un proceso legal en contra del personal médico, sin embargo, en la Fiscalía General del Estado (FGE), no procedió.

El afectado expresó que busca justicia para su esposa, pues hay más pequeños en su casa que esperan la llegada de su mamá.

Cabe mencionar que la bebé que dio a luz la señora, se encuentra en óptimas condiciones de salud, a pesar de que tuvo complicaciones con el cordón umbilical en el parto.

Por esta razón, exigieron justicia para María del Carmen y castigo para todo el personal médico involucrado en este proceso.