Las candidatas y candidatos de la alianza Va por México, en Puebla, formada por los partidos PAN, PRI y PRD,  firmaron este día seis compromisos a favor de los derechos de las mujeres.

on la presencia de la senadora Kenia López Rabadán y de la Presidenta del Comité Directivo Estatal del PAN, Genoveva Huerta, señalaron que el país necesita recuperar los programas sociales que beneficiaban a miles de mujeres, pues el gobierno de Morena ha dejado en el abandono y truncado las conquistas ganadas en el pasado reciente.

“Es urgente proteger a las mujeres de Puebla. Por ello, quienes hoy contienden desde la Alianza Va por Puebla, tienen un claro objetivo, defender los derechos humanos de las y los poblanos. Se trabajará para reorientar el Presupuesto de Egresos de la Federación y que tenga perspectiva de género, que se utilice para proyectos que realmente protejan a las mujeres y a las niñas”, afirmó la Senadora López Rabadán.

Los compromisos signados por las candidatas y candidatos de la alianza va por México son los siguientes:

1.    Reorientar el Presupuesto de Egresos de la Federación hacia aquellos sectores y proyectos abandonados por el actual gobierno, como es el caso de los refugios para las mujeres víctimas de la violencia.

2.    Eliminar los impuestos a los productos destinados a mujeres, denominados “impuestos o tasa rosa”, toda vez que generan condiciones de desigualdad hacia las mujeres.

3.    Reformar integralmente las leyes para combatir y castigar cualquier tipo de violencia contra las niñas y mujeres, cuya expresión más extrema son los feminicidios.

4.    Reformar la ley para garantizar a las mujeres el derecho de acceso a la justicia mediante el diseño e implementación de protocolos de actuación por parte de las autoridades de seguridad pública, así como de procuración y administración de justicia.

5.     Garantizar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, impulsando aquellos programas institucionales que incentivan la participación de las mujeres en el gobierno, al interior de los partidos políticos y en las organizaciones de la sociedad civil.

6.    Implementar mecanismos en los partidos políticos para garantizar que las personas que aspiren a ocupar candidaturas a cargos partidistas o de elección popular estén libres de actos de corrupción y de violencia contra las mujeres.