Uno de los momentos más esperados en una fiesta de cumpleaños es cuando se prenden las velitas al pastel, se apagan y se reparte; pero a muchos les encanta que el festejado le dé una mordida.

Pero las mordidas al pastel de cumpleaños y que lo empujen contra el postre a veces resulta un problema, porque las reacciones pueden ser inesperadas.

La fiesta del cumpleaños de un menor transcurría entre risas y alegrías, pero llegó el esperado momento de la mordida de pastel.

En el video se ve al menor en su playera tenía el número cuatro y su fiesta fue alusiva a las tortugas ninjas.

El menor pidió que no lo empujaran y una primera mordida transcurrió en calma, ya que mordió el pastel y no lo tocaron.

Pero en una segunda mordida una tía del menor se acercó por atrás y lo empujó, desatando la furia del pequeño.

El niño lloró y lanzó manotazos contra su familiar, pero además en su furia intentó tirar el pastel.

La tía intentó calmar a su sobrino, pero en lugar recibió un par de manotazos que le tiraron las gafas.

Los comentarios se dividieron, ya que muchos expresaron que la tía actuó mal al empujar al pequeño cuando le habían dicho que no lo harían.

Pero también llamó la atención la reacción del niño, quien lanzó golpes contra su tía y el pastel, además de que intentó tirarlo.

“La tía por no respetar una promesa ( Ahora como le enseñan a ser correcto con su palabra). Y el niño, por qué claramente se ve que es un niño violento ( dentro de lo que cabe la palabra *violento*), para un niño,  caprichoso y irrespetuoso con las personas” y “Que ridiculos los que dicen que "es malcriado y violento" primero, culpan a la víctima, segundo, claramente se frustró porque repetidas veces dijo que NO y nadie lo respetó, imagínate vivir en un mundo donde ni tu familia respeta tus límites”.