Elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) detuvieron ayer en Acapulco al exgobernador de Puebla, Mario Marín Torres, acusado del presunto delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho.

“Vamos por todos", dijo Lydia Cacho, tras el arresto del exgobernador. En sus redes sociales afirmó que la Fiscalía General de la República le avisó de la aprehensión; “llevo 14 años buscando justicia por haber sido torturada por este cómplice de  redes de #PornografíaInfantil", afirmó.

El exgobernador fue aprehendido en la ciudad de Acapulco, en una casa propiedad de su difunta hermana, Julieta Marín.

Posteriormente fue trasladado a Cancún, Quintana Roo, para ser puesto a disposición del Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito.

En abril de 2019 el Primer Tribunal Unitario de Quintana Roo giró una orden contra de Kamel Nacif, Mario Marín y Juan Sánchez Moreno por el presunto delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho, quien hizo revelaciones  sobre una red de pederastia.

Faltan Kamel y Karam: Artículo 19

La organización Artículo 19 celebró la detención de Marín Torres “por su involucramiento como autor intelectual en la tortura de Lydia Cacho cometida hace 15 años. 

ARTICLE 19 celebra este importante avance en la búsqueda de justicia, verdad y reparación del daño. En unas horas más será puesto a disposición de un juzgado federal y en los próximos días será determinada su situación jurídica.” 

La organización de defensa de periodistas exhortó al Poder Judicial de la Federación a conducirse con imparcialidad y que brinden las debidas garantías de seguridad a jueces y magistrados.

En sus redes sociales reiteró “el llamado a la  @FGRMexico para actuar con diligencia en la localización y detención de los otros autores intelectuales Kamel Nacif y Hugo Karam.”