El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta señaló que no podía dar una opinión sobre el conflicto interno por la dirigencia estatal de Morena, sin embargo, dijo que  tiene “la mejor opinión” de Mario Bracamonte, quien fue designado como delegado con funciones de presidente del comité estatal en Puebla.

Militantes de Morena, por otra parte, admitieron que tanto el mandatario como el diputado Gabriel Biestro apoyan la designación de Bracamonte.

Dice que no va a opinar sobre Morena

Durante la conferencia virtual de la mañana, Barbosa fue cuestionado en dos ocasiones sobre el proceso interno del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

“No, no voy opinar. Cómo creen que opine el gobernador respecto el pleito de Morena. Ojalá lo resuelva bien y pronto”, dijo en su primera intervención.

Después fue cuestionado sobre la designación Mario Bracamonte y de Jorge Aguilar en la comisión de Derechos Humanos de Morena, y sobre las impugnaciones que anunció el aún líder estatal, Edgar Garmendia de los Santos

Barbosa comentó que no debe opinar sobre los partidos políticos ni procedimientos internos, los cuales –dijo- deben desahogarse en los términos de sus reglamentos.

“Los partidos deberían ser más cautos (…), deberían tener condiciones políticas para resolver las cosas”, agregó.

Agregó que tiene la mejor opinión de Mario Bracamonte y su compañero Jorge Aguilar, pero nada más.

 “Yo tengo la mejor opinión de Mario Bracamonte y de este muchacho Jorge Aguilar, pero es lo único. No voy a meterme en una opinión política, porque no le corresponde al gobernador opinar sobre la vida interna de partidos”, reiteró.

Admiten apoyo de Barbosa en designación de Bracamonte

Horas después de lo expresado por Barbosa, consejeros de Morena en Puebla admitieron que el gobernador y el diputado local Gabriel Biestro Medinilla apoyaron la designación de Mario Bracamonte González como dirigente estatal del partido.

En rueda de prensa reconocieron que tanto Barbosa como Biestro son parte del "movimiento" que impulsa al exdelegado nacional recientemente destituido por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ).

Julián de Jesús Pérez Tapia, presidente de la sesión del domingo donde se aprobó el nombramiento, señaló que el mandatario y el legislador tienen derecho a participar en el partido porque son miembros activos, igual que otros servidores públicos que estuvieron en la sesión.

Ante el involucramiento de Barbosa Huerta, Biestro Medinilla u otros funcionarios, subrayó que su participación en el movimiento "no significa que alguien se apropie del partido".

Por el contrario, argumentó que su intención es "evitar" que alguien se apropie del partido, pues reprochó que la militancia ha sido excluida por el dirigente estatal Édgar Garmendia de los Santos y el presidente del Consejo Estatal, Saúl Papaqui Hernández.

De ahí que describió a la sesión del domingo como un acto plural, en el que consejeros de diversos grupos políticos se unieron para "alzar la voz".

Evadió explicar por qué la sesión se hizo de manera presencial a pesar de la ola de contagios de Covid-19, pero defendió su validez y la designación de Bracamonte González.

Solo justificó que el evento fue en día inhábil y en horario no laboral, de ahí que la asistencia de servidores públicos no fue irregular.
 

Niegan desfalco de Bracamonte

Pérez Tapia negó que Bracamonte González haya incurrido en anomalías en el uso de recursos o tenga en su poder camionetas y equipo de cómputo del partido, como acusó el lunes la dirigencia de Garmendia de los Santos.

Incluso rechazó que la CNHJ lo haya destituido o se encuentren suspendidos sus derechos políticos o partidistas.

Sin precisar la fecha anticipó que habrá otra sesión de consejeros donde exigirán a Garmendia de los Santos reconocer al delegado y subordinarse a él.

En la rueda de prensa también participaron los consejeros Rigoberto Ramos Bautista; José Aparicio Aranda; Araceli Bautista Gutiérrez, entre otros, pero no intervinieron con declaraciones.