Tras el anuncio de la extensión de cierre para comercios no esenciales los locatarios de la zona centro de la ciudad de Atlixco, de manera intempestiva cerraron por completo sus locales, testigos señalaron que hasta las tienditas cerraron sus puertas.

“Es que dijeron que había operativo porque vieron a los policías municipales en el centro de la ciudad, visitando los comercios y muchos comenzaron a cerrar, pero parece que sólo fue falsa alarma”, comentó una de las locatarias que tiene una tortería en calles del centro.

Lo que sí reconocen algunos de los restauranteros que venden solo para llevar o a domicilio, los rondines de parte de protección civil municipal son diarios, pese a que muchos de ellos prefieren ya no abrir porque ni gente hay en las calles.

Y es que la aplicación de los decretos en esta ciudad comenzaba a relajarse notablemente, tanto de parte de los locatarios como de los ciudadanos, por ello el anuncio realizado este 8 de enero por parte del Gobierno Estatal que amplia al 25 del mismo mes el cierre para los no esenciales fue como un jalón de orejas para los atlixquenses.

En redes sociales los comerciantes solicitan al gobierno de Puebla y de Atlixco, apoyos para mantener sus empresas, pues los gastos fijos como la luz, agua y renta no se los perdonan las diferentes instancias ni por la contingencia.

Ema Ponce comentó: “Y todos los que vivimos del comercio, nos van a cancelar los pagos de agua, luz, teléfono ¿O nos darán un apoyo por parte del gobernador?”

En tanto José Guillermo señaló: “Necesitamos que la gente no salga solo que no salga que haga la sana distancia, que no hagan reuniones”

Otro más pidió el cierre total: “Necesitamos un cierre total en centro histórico si no seguimos iguales”.