Entre los 20 países más afectados por el Covid-19, México es el que registra la tasa de letalidad más alta, según la Universidad Johns Hopkins.

Esa universidad define la tasa de letalidad como el número de muertes por cada 100 casos confirmados, que puede variar por factores como el número de pruebas que se realicen o por las “características del sistema de salud”.

Un análisis de ese centro de estudios revela que la letalidad por Covid-19 en México es de 8.8 por ciento y del doble que la tasa de letalidad de Irán, que es el país que más se le acerca en esa referencia y que reporta 4.5 por ciento.

En cuanto a la tasa de mortalidad por cada 100 habitantes, México aparece en el sexto lugar, con 100.52 muertes, según una información del diario Reforma.

El diario también refiere un artículo publicado en The BMJ, la revista de la Asociación Médica Británica dirigida a profesionales de la salud, acusa que el “negacionismo” del gobierno de México ha resultado en un control de la pandemia que califican de “desastroso”.

“A pesar de tener una de las peores cifras de muertos en la pandemia, el Gobierno de México se negó a ordenar confinamientos o expandir las operaciones de prueba y rastreo. El resultado ha sido devastador tanto para los médicos como para los pacientes”, señala la publicación del pasado 30 de diciembre.