Las compañías encargadas de la seguridad privada crecieron en un año un 21.5 por ciento en el estado de Puebla, lo que generó un ascenso de más de mil personas contratadas como guardias.

Así lo señalan cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al reportar que de 176 empresas que operaban en la entidad en 2018, para el 2019 aumentaron a 214 firmas.

Mientras, el personal contratado ha pasado de 3 mil 521 personas en 2018 a 4 mil 584 para el año pasado, lo que representa un aumento de 30 por ciento.

Para el análisis de 2019, el Inegi detalla que de 4 mil 584 vigilantes, un total de 3 mil 523 son hombres y mil 61 mujeres.

En septiembre pasado, la Asociación Nacional de la Industria de la Seguridad Privada A.C. (Anainse) denunció que en Puebla hay sobrerregulación y altos costos por el trámite de permisos para operar, por lo que exigieron homologar la Ley de Seguridad Privada para el Estado de Puebla con la reglamentación federal.

Según la asociación, cada empresa de seguridad privada debe realizar el pago de derechos por los permisos que exige el gobierno del estado, uno por cada modalidad de tipo de seguridad, que en el caso de Puebla son nueve, por cada uno de los cuales se deben pagar 55 mil 810 pesos.

Cada 24 horas hay 69 robos en Puebla

En Puebla, se estima que 69 robos ocurrieron cada 24 horas de enero a octubre de 2020, de acuerdo con las denuncias registradas en el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), al sumar un total de 21 mil 79 procedimientos.

De manera general, en robos, el gobierno federal reportó 4 mil 18 hechos delictivos en 10 meses de este año.

Otros casos son el robo a casa habitación con mil 694 denuncias, después siguen 6 mil 923 robos de auto y mil 621 robos de motocicleta.

El robo a negocio sumó 2 mil 963 casos, 567 de robo de transeúnte, 238 de atraco a autopartes, 32 a instituciones bancarias, por mencionar algunas.