Familiares de Marcos N., presunto implicado en el asesinato de una mujer a quien se le despojó de más de 250 mil pesos, cantidad que había sido retirada de Compartamos banco, se manifestaron esta mañana a las afueras de la FGE en Tehuacán acusando a los Policías Municipales de haber sembrado droga durante su arresto.

Durante la manifestación cerraron uno de los carriles de la calzada Adolfo López Mateos, en la cual exigieron a las autoridades municipales dar con los verdaderos culpables.

Maricruz N., esposa de Marcos N., señaló que durante el proceso se han presentado varias irregularidades, algunas de ellas son que la detención no se generó a causa de una riña, ya que la familia circulaba por la colonia San Rafael cuando los policías les marcaron el alto, en ese lugar se llevó a cabo la revisión de la unidad sin encontrarle evidencia que los pudiera inculpar.

Expresó que, durante la revisión a la unidad, llevaban consigo una cangurera con más de dos mil pesos, producto de sus ventas, ya que la familia se dedica al comercio de ropa, pero los policías se la llevaron y aunque en ese momento se les exigió que la devolvieran, la contestación de los elementos fue con groserías.

Sin embargo, además de haberlo acusado del asesinato de la mujer, también se le acusó de llevar droga, por lo cual, según la familia, le sembraron pruebas, ya que acusaciones no proceden, por esa razón exigieron que sea liberado su familiar.

De igual manera se informó que en el momento de la detención los dos sujetos portaban la misma ropa que el día del crimen, acusación que también desmintió la familia.