La corrupción por sobornos en Vialidad Estatal está causando problemas fuera y dentro de la corporación, según confirmaron fuentes que detallaron que se está haciendo un gran negocio por parte de unos cuantos, tanto con los accidentes como con los cobros de arrastre y salvamento que genera una empresa de grúas en exclusiva.

A través de varias denuncias anónimas recibidas en los últimos días se dio a conocer la presunta corrupción que existe, inicialmente, con el sistema de grúas que opera en las dos principales vialidades a cargo del estado en el área metropolitana de la ciudad de Puebla: Periférico Ecológico y bajo el puente de la autopista México-Veracruz.

Las fuentes consultadas señalaron que desde la llegada de Karina Saucedo a la Dirección de Vialidad Estatal y de Felipe Martínez a la subdirección, se dejó de trabajar con empresas de grúas como Unión y otras allegadas a la organización Antorcha Revolucionaria, enemistada públicamente con el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Ante esta situación la única empresa que ofrece el servicio para arrastre y salvamento es precisamente Grúas Agrupadas de Puebla (GAP), que tiene entre sus socios a Alfredo Ocaña, según reconocieron elementos de Vialidad Estatal que aseguraron existe un convenio económico para poder ofrecer este servicio en exclusiva.

Adicionalmente los elementos de Vialidad Estatal reconocieron que los operadores de las grúas pagan cuotas a los peritos y delegados de la corporación, cantidades que están causando conflictos internos pues los agentes también están obligados a recolectar entre 500 y mil pesos diarios para darlos  como cuota a sus mandos.

Esta situación los orilla en muchas ocasiones a caer en las famosas mordidas y en las redes sociales muchos de ellos han sido exhibidos en actos ilegales con tal de poder cubrir la cuota que les exigen sus superiores.

Captan extorsión en la autopista

Uno de estos casos fue recientemente evidenciado en redes sociales cuando dos elementos de Vialidad Estatal presuntamente intentaron cobrar más de 4 mil pesos a un ciudadano, por una multa cuya tarifa  es de 340 pesos.

En el video compartido en la página de Facebook Unimedios, se ve cómo el autor del video revela que tuvo un choque con otro vehículo, cuyo conductor no tenía seguro y presuntamente no tenía dinero para cubrir los daños por el percance.

El siniestro fue atendido por personal de Vialidad Estatal en la patrulla 1410, según se explica en el video, donde se detalla que los agentes le pidieron 4 mil pesos al conductor responsable argumentando una infracción de tránsito, sin embargo el autor del video al darse cuenta de ello le explica que eso no es legal.

El reclamo provocó que los agentes devolvieran los 4 mil pesos y procedieron a elaborar una infracción al conductor.

Las fuentes consultadas explicaron que dicha infracción está sustentada en el artículo 18 fracción 13 del reglamento vial del estado, la cual hace referencia a conducir sin precaución, misma que tiene un costo de 170 pesos, si se paga en los primeros días, con descuento del 50 por ciento, ya que su precio normal es de 370 pesos.

Los agentes consultados reconocieron que esta acción de sus compañeros fue irregular pero trataron de justificarla como una de las prácticas para lograr cubrir las cuotas que les piden sus superiores.