La apicultora indígena, Leydy Pech, fue reconocida internacionalmente con el Premio Medioambiental Goldman por su lucha contra la siembra de soya genéticamente modificada por la empresa Monsanto en siete estados del sur de México.

Según los organizadores, el esfuerzo de la activista logró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) identificara violaciones del gobierno mexicano y que las autoridades revocaran permisos al mayor productor de semillas del mundo.

El premio que recibió la mexicana se entrega anualmente a activistas considerados como héroes ambientales en cada una de las seis regiones habitadas en los continentes del mundo en función de su zona geográfica: África, Asia, Europa, las naciones insulares, América del Norte, América Central y América del Sur.

El reconocimiento fue creado en 1989 en San Francisco, California por los filántropos y los líderes cívicos Rhoda y Richard Goldman, con miras a dejar un mejor mundo.

A lo largo de tres décadas se ha reconocido el trabajo de a 194 ganadores de 89 países distintos y se han abordado algunos de los problemas más importantes del planeta. Este año se reconocieron también las luchas contra una central eléctrica en Ghana, el plástico de un solo uso en Bahamas y el financiamiento de proyectos de carbón a través de bancos franceses.

Asimismo, se consideraron en los premios a activistas contra la explotación del petróleo en el Amazonas de Ecuador y a favor de la creación de un bosque de paz en Birmania.

La ceremonia virtual de premiación fue conducida por la actriz Sigourney Weaver, con la participación de Robert RedfordDanni Washington y Lenny Kravitz, y se contó con las actuaciones musicales de Jack Johnson y Michael Franti.