A pesar de la recomendación que hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) –que se emitió en 2017– y los riesgos sanitarios que representa su contaminación, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sólo ha multado a una empresa en Puebla con apenas 84 mil pesos por arrojar residuos tóxicos al río Atoyac.

Así lo reportó la dependencia federal al Senado de la República, luego que los legisladores solicitaron un informe sobre las acciones para proteger el cauce y los motivos que expliquen la falta de atención a la recomendación del organismo defensor.

La Profepa confirmó en un oficio que únicamente una compañía ha sido multada y se trata del Complejo Petroquímico Independencia de San Martín Texmelucan, a cargo de Petróleos Mexicanos, aunque no especificó las anomalías que ameritaron la sanción.

La multa tuvo efecto en julio de 2019, y hasta la respuesta oficial que corresponde al 4 de noviembre de este 2020, no hubo registros de otras sanciones vinculadas con verificaciones al cauce.

El Senado también solicitó un informe a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), pero ésta no aportó nada relativo a acciones sancionadoras ni de intervención para frenar la contaminación del río.

De manera generalizada, tanto Profepa como Conagua señalaron que hay cumplimientos “parciales” a la recomendación 10/2017 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por la grave contaminación del Atoyac.

Es preciso mencionar que en marzo de 2017 la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación  a los tres niveles de gobierno por supuestas omisiones ante la contaminación con aguas residuales de los ríos Atoyac, Xochiac o Hueyapan y sus afluentes, que afectan a habitantes de las comunidades aledañas.

En 2018, este medio dio a conocer que el gobierno de Puebla no había cumplido ninguno de los 11 puntos de la recomendación que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) le dirigió para revertir la contaminación que sufren los ríos Atoyac y Xochiac.

Hasta ese momento, 10 de 11 puntos se encontraban en un estatus de “cumplimiento parcial”, y el restante aparece como “sin pruebas de cumplimiento”.