Como parte de investigaciones desarrolladas sobre delitos de violencia de género, la Fiscalía General del Estado de Puebla rescató a una mujer de 23 años de edad, víctima de trata de personas en su modalidad de explotación sexual. 

De acuerdo con las indagatorias, el 18 de noviembre de 2020 se perdió comunicación con la joven y al acudir a un bar donde ella trabajaba en los límites de Puebla y Tlaxcala, no se obtuvieron referencias de su paradero.

Días después, la víctima estableció contacto con un conocido e informó que estaba en un lugar encerrada y amenazada, además de que al parecer sería llevada al estado de Tlaxcala contra su voluntad.

Al recibir la denuncia, la Fiscalía de Puebla rastreó a la víctima y el 24 de noviembre agentes investigadores adscritos a la Unidad Especializada en Investigación de Trata de Personas llevaron a cabo un operativo de búsqueda y rescate, logrando ubicar a la joven en la Central de Autobuses de Pasajeros de la Ciudad de Puebla (CAPU).

La Fiscalía General del Estado de Puebla independientemente del rescate de la víctima, mantiene el caso bajo investigación.