Irina Baeva y Gabriel Soto siguen envueltos en la polémica luego de que Laura Bozzo acudiera a la Fiscalía para aclarar la situación legal con la pareja, quien la señala de acoso, difamación, daño moral y amenazas ante las autoridades.

A su salida del proceso, la conductora manifestó que las pruebas presentadas por los artistas no son suficientes para que la ley proceda en su contra.

 “La demanda se basa en la cápsula de ‘Laura Opina’ de ‘El Gordo y la Flaca’ de Univisión. Esas son las pruebas que ellos presentan y esa fue una opinión personal, y en nuestro país, en México, no hay delito por opinar”, destacó Bozzo.

De la misma manera, Laura retomó el tema de la violencia contra la mujer, asegurando que las autoridades deberían enfocarse en ese tema y no en un caso como el suyo.

“Durante toda mi vida me he dedicado a la defensa de la mujer. No se me puede acusar por discriminar o atacar por una opinión que di. No estoy prohibida a hablar de ellos, simplemente no me interesan ya. No voy a perder más tiempo en este tipo de temas”, expresó.

Finalmente, la comunicadora peruana aseguró que si todos los hombres de quien ha hablado la demandaran estaría pagando “cadena perpetua”.