Por un conflicto ocasionado por tierras vecinos de Caxalli perteneciente a Santa María Coyomeapan retuvieron desde el mediodía de ayer al director de Seguridad Pública Municipal, Gustavo Cacho Puertos.

Al principio amenazaron con lincharlo si las autoridades no daban una solución a sus demandas, sin embargo, después para liberarlo exigían un pago de 500 mil pesos; finalmente lo multaron con 50 mil pesos.


El conflicto por las tierras entre la comunidad de Caxalli y Ahuatla comenzó con las quejas por la tala inmoderada de árboles, situación que ha afectado en mayor medida a esta última comunidad, motivo por el cual este martes se convocó a una reunión.

Para ayer lunes se tenía programada una reunión en Caxalli, ahí se señaló que habitantes de este lugar practican la tala inmoderada de árboles, acción con la que no están de acuerdo los pobladores, pues han invadido zonas que comprenden el territorio de Ahuatla.

Manifestaron que Omar Aguilar fue una de las personas que los acompañó durante la reunión haciéndose pasar por el Comisariado Ejidal, pero, no ha presentado los papeles pertinentes que lo acrediten como tal.

Al momento de marcar la delimitación de tierras entre las dos comunidades antes mencionadas, los habitantes de Caxalli acusaron a los de Ahuatla de tomar más territorio del que les corresponde, por lo que empezaron a confrontarse verbalmente hasta que una persona intentó herir a otra con un machete.

El director de Seguridad Pública municipal trató de mediar el asunto, sin embargo, los pobladores de ambas comunidades lo tomaron y retuvieron en la iglesia, en donde permaneció por más de cinco horas, para poder liberarlo la gente pidió la cantidad de 500 mil pesos, dando un plazo de tres días para poder conseguirlos.

También se exigió la presencia del delegado de Gobernación del Estado, Samuel Olivier Balderas.
 

Debido a este conflicto fue necesario alertar a corporaciones policíacas de otros municipios, además intervino la Policía del Estado y la Guardia Nacional para rescatar al director, sin embargo, ya eran las 21:00 horas de este lunes y no se había podido llegar a un acuerdo.

Cerca de las 02:00 de este martes, el director fue liberado, pero por un acuerdo con pobladores de la comunidad, deberá pagar la cantidad de 50 mil pesos; tras su liberación, los habitantes recalcaron que no había sufrido lesiones y era entregado a su hermano sin golpes ni maltrato.