Un hombre falleció por una enfermedad hepática dentro del CESSA de Izúcar de Matamoros, luego de que hace más de un mes fue ingresado al nosocomio sin que nadie lo reconociera.

La muerte se registró la mañana del pasado domingo, cuando la cirrosis hepática que sufría el hombre, de entre 50 y 55 años se complicó.

Ante esto, policía ministerial y personal de Servicio Médico Forense acudieron al CESSA para realizar el levantamiento del cadáver, ya que permanece en calidad de desconocido, pues ni familiares ni conocidos del hombre acudieron al hospital para identificarlo.

Según los médicos que atendieron al occiso, el hombre llegó al hospital con ayuda de unos supuestos amigos, sin embargo, cuando lo dejaron en manos de los doctores, salieron del lugar sin dejar ningún dato, por lo que hace desde su ingreso hace más de un mes, permanece en calidad de desconocido.

De acuerdo con el reporte oficial, el hombre es de tez Morena, delgado, cabello negro, lacio y corto; ceja semipoblada; ojos medianos color café, y mide 1.68 metros aproximadamente; como seña particular tiene un tatuaje en la pierna izquierda en la que se leen dos letras, un “E” y una “C”  

El cadáver del hombre fue trasladado al anfiteatro de Izúcar de Matamoros a la espera de que algún familiar o conocido pueda identificarlo.