Pese a que la Ciudad de México, el estado de México, Nuevo León, Jalisco, Veracruz, Guanajuato, Coahuila, Puebla, Chihuahua, Sonora y Baja California aportan de manera conjunta el 66.2% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, con la eliminación del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), se les dejará sin recursos para poder enfrentar cualquier desastre de la naturaleza como terremotos, inundaciones, incendios y huracanes.

Así lo denunció la diputada federal del PRI, Ana Lilia Herrera Anzaldo, quien consideró que la mayoría legislativa en el Palacio Legislativo de San Lázaro, encabezada por Morena, PT, PES y PVEM, no reflexionó que, al desaparecer los fideicomisos y los fondos, “están dejando sin recursos para la atención de eventos extraordinarios a entidades y municipios”. 

Durante la discusión de las reservas del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2021 que desarrolla en la Cámara de Diputados, la legisladora priista, aseguró que el Fonden, era un fideicomiso que contaba con reglas de operación, con lineamientos y, sobre todo brindaba certeza jurídica, para que los estados y municipios pudieran cubrir cualquier eventualidad. 

Calificó como lamentable que se deje en el abandono a los municipios y entidades federativas, quienes aportan en gran medida al presupuesto de la nación.