Con la inestabilidad que se generó en Ajalpan luego de que el edil Ignacio Salvador decidiera huir de las autoridades estatales, el transporte pirata proliferó en el municipio, lo que ya ha ocasionado pleitos y hasta golpes entre los conductores de distintas rutas que compiten por el pasaje.

Y es que según los ciudadanos que emplean día con día el trasporte colectivo, de pronto aparecieron nuevas rutas que compiten de manera directa con las colectivas de “Los Arcos”, unidades que circulan desde hace años en el municipio.

Según un reporte del ciudadano Rubén N. en el municipio de Ajalpan las 31 unidades de “Los Camaleones circulan con placas particulares y los conductores no cuentan con la licencia de chofer del transporte público, pero resultan atractivas debido a que dan el servicio con una tarifa más baja.

“Todo esto se hace bajo el amparo del delegado de gobernación Samuel Olivier, quien es el encargado de proteger este tipo de negocios”, señaló Rubén, quien recordó que en meses pasados el gobernador del Estado de Puebla, Miguel Barbosa aseguró que habría tolerancia 0 para el transporte pirata.

Esta situación derivó en el descontrol de las unidades que circulan en el municipio, pues no cuentan con los permisos ni la concesión, por lo tanto, no hay un control sobre el número de unidades ni las rutas que cada una sigue, por lo que en ocasiones dos empresas distintas siguen un mismo trayecto, lo que provoca pleitos por el pasaje.

Esto ocurrió el pasado 10 de noviembre cuando un chofer de la ruta “Los Arcos” y un conductor de “Los Camaleones” se enfrentaron a golpes en plena vía pública en reclamo del número de pasajeros que abordan sus unidades.

A través de un video que circula en redes sociales se observa el momento en el que ambos hombres comienzan a golpearse mientras los pasajeros esperan a bordo de la unidad que se quedó parada sobre la carretera Tehuacán-Teotitlán, a la altura de la recta del arco de seguridad de Altepexi.

Según los pasajeros el pleito comenzó debido a que la unidad de “Los arcos” circulaba vacía, por lo que comenzó a cerrarle el paso a la de “Los Camaleones”.

Usuarios pidieron a las autoridades de movilidad tomar cartas en el asunto, pues a pesar del gran número de unidades que circulan con placas particulares o sin ellas nunca son detenidas y durante los operativos no son levantadas.

Así mismo aseguraron que este tipo de problemáticas es constante, lo que pone en riesgo a los pasajeros que se trasladan en estas unidades.