De nueva cuenta retornaron los problemas dentro de la Liga de Balompié Mexicano (LBM) y ahora fue el turno del Club Veracruzano de Futbol el que dio de qué hablar, pues esta mañana no se permitió el acceso a Carlos "Gullit" Peña y Jorge "Chatón" Enríquez para entrenar con el equipo bajo órdenes del presidente, Diego Bartolotta.

De acuerdo con medios locales, ambos jugadores se presentaron con normalidad a la práctica del Tiburón, sin embargo, se les pidió desalojar el inmueble de inmediato presuntamente por ser gente que llevó Gustavo Matosas al equipo; debido a que el uruguayo dio un paso atrás, ellos ya no eran bienvenidos en el club.

Ambos futbolistas dejaron las instalaciones del Club Veracruzano. Más tarde, el Chatón confirmó su adiós de la institución a través de un comunicado, donde agradece la oportunidad brindada pese al trato último.

 

Para recordar

La situación comenzó con el equipo de San José (que dirige el “Potro” Gutiérrez) y continuó con Atlético Jalisco, quienes incluso llegaron a jugar un partido sin escudo y sin nombre ante Oaxaca. Ambos equipos denunciaron adeudos de varios meses en salarios a los futbolistas y cuerpo técnico. Después, llegó el turno para el Club Veracruzano de Futbol.

Los jugadores emitieron un comunicado donde confirmaban los atrasos en pagos para que horas después el presidente deportivo, Gustavo Matosas, anunciara que se “bajaba del barco” para desmarcarse de los problemas económicos.

 

La postura oficial

El presidente de la Asociación Nacional de Balompié Mexicano (ANBM), Víctor Montiel, publicó un video en el cual aclara todos los problemas que ha sufrido la Liga en este arranque de su primera temporada, así como detallar el problema contractual con la televisora encargada de la producción de sus partidos, la restructuración de la Liga y la posibilidad de desafiliar a algunos clubes debido al incumplimiento de los contratos.

Foto: Twitter