En el estado de Puebla casi 13 mil docentes adscritos a la sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) son irregulares, es decir, su nómina corresponde a una región distinta de donde originalmente laboran.

Lo anterior fue denunciado por miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores (CNTE) capítulo Puebla, quienes protestaron en las inmediaciones de Casa Aguayo para pedir la intervención de la Secretaría de Gobernación para normalizar las adscripciones, después de acusar omisión de parte de la Secretaría de Educación, a cargo de Melitón Lozano.

Juan Durán Martínez, representante de la CNTE de Puebla, declaró que en los últimos cinco años la Secretaría de Educación dejó de actualizar las adscripciones de los maestros, aunque cambiaron de zona para impartir sus materias.

“Los maestros no cobran de la escuela donde trabajan por la misma situación de que no tienen su nombramiento. Haga de cuenta que trabajan aquí, pero cobran allá. Claro, es irregular, pero es culpa de ellos, de los funcionarios de la SEP”.

Al respecto, señaló que además de afectar los ingresos de los docentes, pierden la antigüedad que les permitiría de manera oficial solicitar un cambio de adscripción, violando su derecho de movilidad.

De momento, dijo que los docentes sólo tienen un “memorándum” que no garantiza la estancia laboral como ya sucede cuando se otorga el “nombramiento o adscripción oficial”.

Hasta mediodía, las autoridades estatales no habían atendido las peticiones de este grupo de manifestantes que cerraron el paso vehicular en la 16 Norte esquina con la 14 Oriente.