Denuncias penales fueron presentadas ante la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía General de República en contra del personal del hospital de La Margarita del Instituto Mexicano del Seguro Social, por la presunta negligencia médica cometida en contra del bebé Lázaro, el cual la semana pasada fue dado por muerto pero horas después su padre y personal de una funeraria lo encontró con vida.

Así lo dio a conocer el gobernador Miguel Barbosa Huerta, quien durante su rueda de prensa matutina señaló que a pesar de que se trata de un caso a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el estado se vio obligado a presentar las denuncias en contra de quien resulte responsable.

"Es un asunto del IMSS, nosotros a pesar de eso a través de la dirección jurídica de la Secretaría de Salud presentamos denuncias penales ante la Fiscalía General del Estado y ante la delegación de la Fiscalía General de la República para que se investiguen los hechos, se determinen responsabilidades, se determine si hay delitos cometidos o si hay negligencia médica, o todas las faltas en que se pudieran incurrir", señaló Barbosa Huerta.

El mandatario ratificó que no permitirá que este caso quede impune por lo que independientemente de que los hechos hayan ocurrido en un hospital de la paraestatal, los casos deberán de ser investigados y si se demuestra que hay alguna negligencia o delito que perseguir ya será trabajo de la fiscalía estatal o federal.

"No vamos a dejar que eso se quede sin sanción, son hechos que ocurrieron en el estado de Puebla, más allá de que se hayan dado en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social, entonces presentamos denuncia en la Fiscalía General del Estado y en la delegación de la Fiscalía General de la República", reiteró.

Cabe señalar que el IMSS advirtió que realizaría, por su parte, una investigación interna a fin de determinar qué fue lo que ocurrió y si alguno de los médicos o encargados de traer al mundo al bebé Lázaro había incurrido en una negligencia a fin de que se sancione.

A pesar de la indignación de los papás de este bebé, el cual cabe señalar se mantiene en el área de terapia intensiva de cuidados neonatales del hospital de La Margarita, hasta el momento no han manifestado sus deseos por presentar una denuncia penal o administrativa en contra del personal, adicional a la que ya realizaron las autoridades estatales.