La Auditoría Superior del Estado (ASE) de Puebla quiere 105 millones 661 mil 294 pesos más a su presupuesto de 2021, tras las denuncias que interpuso contra los adversarios del gobernador Miguel Barbosa Huerta.

A pesar de la recesión por la pandemia de Covid-19, el órgano que encabeza Francisco Romero Serrano presentó un proyecto presupuestal por 260 millones 977 mil 268.13 pesos para el año entrante.

El monto representa un incremento del 68.02 por ciento con respecto a los 155 millones 315 mil 974 pesos que le asignaron este 2020.

El aumento de 105 millones 661 mil 294 pesos se presentará formalmente el martes, en un acuerdo que se votará en la sesión plenaria del Congreso local, convocada para las 11 de la mañana.

Cabe señalar que el presupuesto del propio Congreso apenas llega a 216.9 millones de pesos.

El monto solicitado por Romero Serrano ya tuvo el visto bueno de la Secretaría de Planeación y Finanzas del estado, pues fue la que estableció el pretecho al que se debió ajustar.

“Con base en el pretecho financiero confirmado por la Secretaría de Planeación y Finanzas del Estado, mediante el oficio No. SE/545/2020 de fecha nueve de octubre del año en curso, se remitió el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Auditoría Superior del Estado de Puebla, para el Ejercicio Fiscal del año 2020 [sic], (debe decir 2021), el cual asciende a la cantidad de $260 ,977,268.13”, indica el acuerdo.

El proyecto presupuestal argumenta que el alza se debe a la entrada en operación de la Unidad de la Auditoría Forense y el Laboratorio de Calidad en Obra Pública, además de que se contemplan “recursos para atender la emergencia sanitaria provocada por el Virus Covid-19”, aunque no se especifica cuáles.

El documento tendrá que aprobarse por el pleno del Congreso para enviarse a la Secretaría de Planeación y Finanzas, para que lo integre al Proyecto de Presupuesto del estado y este a su vez lo remita de nuevo al poder Legislativo para su aprobación.

Este lunes la ASE informó que denunció al diputado local José Juan Espinosa Torres (del PT) por supuestas anomalías en su gestión como alcalde de San Pedro Cholula, y el jueves pasado anunció denuncias contra el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, ambos adversarios políticos del gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Congreso se recorta solo 3.3%

Por su parte el Congreso de Puebla aceptó recortar únicamente el 3.3 por ciento a su presupuesto para 2021.

El acuerdo que se presentará el martes también incluye la proyección de 2021 para el poder Legislativo, que es de 216 millones 900 mil pesos.

La disminución es de tan solo 7 millones 365 mil 646 pesos, ya que para 2020 el Congreso del estado se asignó 224 millones 265 mil 646 pesos.