Javier Elías Amaxal, esposo de la alcaldesa Karina Pérez Popoca, interrumpió con amenazas y en estado de ebriedad la presentación de SKA Tracking and Security S.A. de C.V. durante el proceso de licitación para la instalación de cámaras de videovigilancia en San Andrés Cholula, reveló Rafael Fernando Muñoz Pedregal, representante legal de esta empresa, en una carta dirigida a la propia funcionaria.

El ayuntamiento de San Andrés Cholula abrió en septiembre de 2019 un proceso para la compra e instalación de los equipos, en el que participaron tres empresas: Totalplay Telecomunicaciones S.A de C.V., SKA Tracking and Security S.A. de C.V. y E-TEK Proveedores en Informática y Servicios S.A. de C. V., siendo esta última quien se quedó con el contrato por 42 millones 964 mil 711 pesos, pero a través de una adjudicación directa.

Apenas el martes 6 de octubre la alcaldesa Karina Pérez Popoca sostuvo en una conferencia de prensa que su esposo no interviene en las decisiones ni percibe ningún recurso económico del municipio, y pidió que cualquier tema se le preguntara directamente a ella.

Pero empresa señala que esposo sí interviene

En la carta a la que tuvo acceso este medio, Muñoz Pedregal expuso que el 9 de octubre, al presentar un “demo” de sus servicios, se presentó una “irregularidad”.

“El esposo de la presidenta municipal o así es como se identificó el cual dijo llamarse “Javier”, al cual anteriormente si habíamos visto en dicha licitación y con la presidenta municipal, en estado de ebriedad vino a amenazarnos de ‘por qué estábamos haciendo dicha prueba y con permiso de quién, demandando hablar con mi persona como representante legal de mi representada y haciéndome entender que dice licitación era para E TEK PROVEEDORES EN INFORMATICA Y SERVICIOS SA DE CV y que sólo estábamos perdiendo el tiempo, donde muy enojado solicitó saliéramos del lugar. Teniendo un video de los hechos tomado por nuestro personal”.

Sin embargo, Muñoz Pedregal advirtió que esa no fue la única ocasión en la que Javier Elías Amaxal interfirió en el proceso del ayuntamiento:

“Desde el principio de la licitación se ha sentido una defensa a la empresa del señor Javier como favorita por parte del Comité de Adjudicaciones de San Andrés Cholula en atención a E-TEK Proveedores en Informática y Servicios, los cuales no solo estuvieron en una licitación sin los permisos de ley necesarios, sino que siguieron el proceso hasta ser de los únicos participantes”.

Expuso que la empresa E-TEK Proveedores en Informática y Servicios S.A. de C. V., que finalmente se quedó por adjudicación directa con la adquisición e instalación del sistema de cámaras y red de videovigilancia y monitoreo urbano, no cumplía con los requisitos e incluso ya había sido rechazada durante el procedimiento de licitación.

“El día 15 de octubre del 2019 en el fallo de la licitación nacional pública CMA-SACH-LPN 016/2019 del Comité Municipal de Adjudicaciones de San Andrés Cholula se estableció que la empresa E- TEK Proveedores en informática y Servicios no cumplió con los requisitos de fondo al no tener toda la documentación completa […] por poner un ejemplo de la larga lista que presentó de inconsistencias en su propuesta”, aseveró en la carta.

Muñoz Pedregal reveló que la empresa E-TEK no cumplía con dos de los permisos que establece la Dirección General de Seguridad Privada para todo el territorio nacional y que son indispensables para dar el servicio de la licitación de San Andrés Cholula.

1.       El permiso de Seguridad Privada de Bienes o Valores, submodalidad B) Vigilancia

2.       Comprobante de actividad vinculada con servicios de seguridad privada, submodalidad B) Relacionada directamente con la instalación y comercialización de sistemas de circuitos cerrados de televisión (CCTV) e instalación de sistemas de posicionamiento global (GPS).

Alcaldesa había deslindado a su esposo

En una conferencia de prensa el pasado martes, Karina Pérez Popoca pidió a los medios de comunicación no involucrar a su familia en los temas del ayuntamiento y rechazó que su marido, Javier Elías Amaxal, recibiera algún salario por parte de su gobierno.

“Como servidora pública sé que estoy expuesta a la crítica, pero mi marido no […] No se vale atentar contra la moral de alguien que no tiene nada que ver con un proceso administrativo dentro del municipio”.

Y sentenció: “Conmigo lo que quieran, pero con mi familia no lo voy a permitir”.

Asimismo indicó a los medios que podrían acercarse con ella a preguntar cualquier tipo de información, porque no oculta nada, “porque el ejercicio del gobierno es honesto”.

Sin embargo este jueves e-consulta buscó a la alcaldesa de San Andrés Cholula para preguntarle sobre la carta, pero la alcaldesa solo respondió con un “Buenas Tardes” en un mensaje de texto y no hizo ningún otro comentario.