Estamos cerca de celebrar el 210 aniversario del inicio de la Independencia de México y encontramos que 7 de cada 10 mexicanos no va a asistir a ninguna plaza pública para dar el “Grito de Independencia” por la contingencia sanitaria que se está viviendo, comentó Dulce María Pérez Torrescatedrática de la Facultad de Psicología de la UPAEP.

Expresó que el hecho de que las personas no asistan a las plazas públicas ayudará a mejorar la parte económica de la familia y por el otro lado, evitar cualquier contagio del coronavirus que se pudiera presentar.

Subrayó que ante este escenario se pueden encontrar dos tipos de mexicanos, el primero que se ha convertido en una persona corresponsable de su salud y de la salud del otro; y el segundo, el mexicano que a pesar de las circunstancias y la muerte tan cercana que ha estado viviendo, parece que no le interesa esto y va a salir a festejar el día 15 de septiembre.

Pérez Torres refirió que México en el plano internacional siempre se ha distinguido por la parte del festejo, las fiestas y el jolgorio, porque forma parte de la cultura del mexicano. Sin embargo, en esta ocasión, las personas adultas mayores han decidido no participar y no asistir a los actos públicos por el temor a ser contagiados por esta enfermedad.

Dijo que si bien mucha gente ha decidido utilizar el cubrebocas por precaución y cuidado de la salud, es un buen momento para “repensarnos en la salud y en la convivencia al interior de las familias y dar gracias por todo lo que se tiene”.

Por último, manifestó que la tecnología en estos momentos puede acercar a las familias, toda vez que a través de ella, las personas pueden realizar diferentes actividades como cantar, platicar, trabajar, rezar, o atreverse a bailar, estamos viviendo en una realidad diferente a la que había pensado toda la humanidad. Las personas deben darse la oportunidad de utilizar la tecnología, porque una vez superada la pandemia, podrán reencontrarse y darse un fuerte abrazo.